Linfoproliferativo ligado al X, síndrome tipo 1

Genes: 

Sinonimo: 

Enfermedad de Duncan;Síndrome de Purtilo;XLP

Tipo de test: 

Tiempo de espera: 

25 dias

Más información

El síndrome linfoproliferativo ligado al X es una inmunodeficiencia hereditaria caracterizada, en la mayoría de casos, por una respuesta inmune inadecuada a una infección por el virus Epstein-Barr (EBV). Se estima una prevalencia de 1/1.000.000. La infección por el EBV puede provocar una o varias manifestaciones como las que siguen: mononucleosis infecciosa fulminante, síndrome de activación macrofágica o linfohistiocitosis hemofagocítica (LHH; ver término) y/o hipogammaglobulinemia y/o linfomas. La linfohistiocitosis hemofagocítica es una complicación potencialmente fatal debido a una activación y proliferación excesiva de células T y de macrófagos, que se manifiesta mediante fiebre, hepatoesplenomegalia y linfadenopatía. Pueden darse a continuación coagulopatía y disfunción del sistema nervioso central, así como un fallo multisistémico. En unos pocos casos se ha observado también anemia aplásica y vasculitis linfocítica. En algunos casos se ha observado el mismo fenotipo en ausencia de infección por EBV. La transmisión es recesiva ligada al X. En un 60% de los casos, el gen responsable codifica para la proteína SAP (signalling lymphocyte activation molecule (SLAM)-associated protein), que regula la activación de los linfocitos T. En tres familias sin mutaciones en el gen SH2D1A, se han identificado mutaciones en el gen que codifica para la proteína XIAP (inhibidora de la apoptosis ligada al X), también llamada BIRC4. La falta de expresión de XIAP se asocia con un aumento de la apoptosis en los linfocitos desencadenado por estímulos diversos. Los pacientes con déficit de SAP y de XIAP tienen pocos linfocitos T-Natural Killer (células NKT), lo que sugiere que las células NKT juegan un papel clave en la respuesta inmune al EBV. El diagnóstico definitivo se establece mediante análisis genético. Los diagnósticos diferenciales incluyen las otras formas hereditarias de LHH (linfohistiocitosis familiar) y la LHH adquirida debido a infección por el EBV. Puede realizarse el diagnóstico prenatal por análisis mutacional cuando se ha identificado la mutación en la familia. El único tratamiento curativo del síndrome linfoproliferativo ligado al X (déficit de SAP o de XIAP) consiste en un trasplante alogénico de células madre hematopoyéticas. El tratamiento de la LHH requiere el uso de corticoides, quimioterapia siguiendo el protocolo VP16 (cf protocolo HLH-2004) o con globulina antitimocítica. El anticuerpo anti-CD20 (Rituximab) puede utilizarse para reducir la carga viral de EBV e, indirectamente, para reducir la activación de linfocitos T. El pronóstico depende de la aparición de complicaciones como linfomas y linfohisticitosis hemofagocítica.

Fuente: 

Tomado de Orphanet

Prevalencia: 

<1 / 1 000 000

Herencia: 

Recesivo ligado al X