Anemia de Fanconi 

Genes: 

Sinonimo: 

Pancitopenia de Fanconi

Tipo de test: 

Tiempo de espera: 

45 dias

Más información

La anemia de Fanconi (AF) es un trastorno hereditario en la reparación del ADN caracterizado por pancitopenia progresiva con insuficiencia de la médula ósea, malformaciones congénitas variables y predisposición a desarrollar tumores sólidos o hematológicos.

La frecuencia de portadores estimada es de más de 1/200, con una prevalencia esperada al nacimiento de al menos 1/160.000. En algunas poblaciones, la frecuencia de portadores es mucho mayor, debido a las mutaciones fundadoras. Hasta la fecha, se han descrito más de 2.000 casos en la literatura.

En 2/3 de los pacientes, los primeros signos de la AF son malformaciones congénitas que pueden afectar al esqueleto, a la piel y a los sistemas urogenital, cardiopulmonar, gastrointestinal y nervioso central. Las anomalías de las extremidades son unilaterales o bilaterales. Pueden ocurrir también anomalías menores como peso y estatura bajos, microcefalia y/o microftalmia. Son frecuentes anomalías en la pigmentación e hipoplasia de eminencia tenar. Casi un 20% de los pacientes presenta malformaciones del oído. Las malformaciones congénitas pueden variar en una misma familia. Cuando las malformaciones congénitas no son prominentes, el diagnóstico puede retrasarse hasta la aparición de la insuficiencia de la médula ósea, sobre los 7 años de edad. Las anomalías hematológicas pueden ocurrir a una edad menor y en adultos, con un 90% de pacientes desarrollando la insuficiencia de médula ósea antes de los 40 años. Los pacientes pueden desarrollar leucemia mieloide aguda, frecuentemente precedida de síndrome mielodisplásico. Los pacientes están muy predispuestos a desarrollar tumores sólidos en cabeza, cuello o región anogenital. La fertilidad está muy dañada en hombres, y muy afectada en la mitad de las mujeres. El embarazo suele ser complicado.

La AF se debe a mutaciones en genes implicados en la reparación del ADN y en la estabilidad genómica. Se han identificado 15 genes que representan 15 grupos de complementación.

Dada la alta heterogeneidad en las causas genéticas y en el fenotipo clínico, y en el mecanismo patogénico de la AF, el diagnóstico se basa en la evaluación de la rotura cromosómica inducida por diepoxibutano (DEB) o mitomicina (MMC).

Las manifestaciones clínicas de la AF se solapan con las de muchos síndromes malformativos y su diagnóstico suele retrasarse hasta que el paciente desarrolla insuficiencia de la médula ósea o tumores malignos. La AF debe considerarse en todos los casos de jóvenes pacientes con insuficiencia de médula ósea de origen desconocido. Deben considerarse otros síndromes de predisposición al cáncer o con pancitopenia (anemia de Diamond-Blackfan, pancitopenia inmune).

El diagnóstico prenatal es posible mediante un ensayo de rotura cromosómica inducida por DEB o con un estudio molecular si la mutación es conocida.

La AF es generalmente un trastorno autosómico recesivo pero se han descrito casos con una transmisión ligada al X.

Fuente: 

Tomado de Orphanet

Prevalencia: 

1-9 / 1 000 000

Herencia: 

Autosómico recesivo