Aarskog, síndrome 

Genes: 

Sinonimo: 

Displasia faciogenital; Síndrome de Aarskog; Síndrome faciodigitogenital

Tipo de test: 

Tiempo de espera: 

35 dias

Más información

El síndrome de Aarskog-Scott (SAA) es un trastorno raro del desarrollo que se caracteriza por rasgos faciales peculiares, anomalías de las extremidades y de los genitales, y por estatura baja desproporcionada con acromelia.

La prevalencia del SAA es desconocida. Se han registrado menos de 100 casos en la literatura desde la primera descripción en 1970. Sin embargo, se estima una prevalencia de 1/25.000. Se han publicado en todo el mundo cerca de 40 casos con mutación identificada.

El SAA afecta predominantemente a varones. Los rasgos faciales incluyen pico de viuda e hipertelorismo, ambos rasgos observados también en mujeres portadoras, fisuras palpebrales inclinadas hacia abajo, puente nasal amplio, fosas nasales antevertidas, hipoplasia maxilar, surco transversal bajo el labio inferior, orejas prominentes y de implantación baja. Los pacientes SAA tienen manos y pies cortos y anchos, membrana interdigital, clinodactilia, hiperlaxitud de las articulaciones interfalángicas proximales y flexión de las articulaciones interfalángicas distales causando deformidad en cuello de cisne de los dedos. Generalmente, la talla es normal al nacimiento, pero con un crecimiento lento en la infancia, dando lugar a una estatura baja hasta la pubertad, que a menudo se retrasa. Por lo general, un brote de crecimiento al final de la adolescencia da lugar a una estatura sólo moderadamente baja. Las anomalías genitales pueden incluir criptorquidia, macroorquidismo, escroto en chal y, menos frecuentemente, hipospadias. La fertilidad es normal. Las mujeres portadoras pueden tener sólo un fenotipo sutil con hipertelorismo y pico de viuda. Los pacientes pueden presentar un fenotipo de neurodesarrollo con trastornos de aprendizaje y de conducta a menudo limitados a la primera infancia. Cuando está presente, la discapacidad intelectual no suele ser grave.

Aunque clínica y genéticamente heterogénea, la forma mejor caracterizada de esta enfermedad está causada por mutaciones en el gen FGD1 (gen de la displasia facio-genital 1; Xp11.21). Otros genes podrían estar implicados ya que aún no ha sido identificada la causa genética en la mayoría de casos familiares.

El diagnóstico clínico está basado en un examen físico y en el reconocimiento de las características clínicas más distintivas. Los test genéticos moleculares, basados en el análisis del gen FGD1, pueden confirmar el diagnóstico.

Cuando el diagnóstico molecular no es concluyente, deben considerarse todas las opciones posibles para el diagnóstico diferencial, incluyendo el síndrome de Noonan, el síndrome SHORT, el pseudohipoparatiroidismo y el síndrome de Robinow (consulte estos términos).

El diagnóstico prenatal para embarazadas de riesgo es técnicamente posible cuando la mutación causante de la enfermedad en la familia es conocida (la mayoría de las mutaciones son específicas de una familia). Sin embargo, no es habitual que se proceda al diagnóstico prenatal, ya que los signos físicos típicos pueden ser leves y la expreción hace difícil la predicción del fenotipo, generalmente leve, incluso en la misma familia.

El SAA es una enfermedad ligada al X, pero se ha informado de transmisiones autosómicas dominantes y autosómicas recesivas. Por ello el consejo genético requiere una investigación profunda de la historia familiar del paciente.

No hay tratamiento curativo de la SAA. Los resultados preliminares de la administración de hormona de crecimiento durante la niñez no parecen mostrar un efecto significativo. Los problemas de aprendizaje y el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) puede requerir en algunos casos intervención neuropsiquiátrica.

La mayoría de los pacientes presenta un buen pronóstico. Típicamente, tienen una buena evolución en la edad adulta con una mejora relacionada con la edad de las capacidades cognitivas.

Fuente: 

Tomado de Orphanet

Prevalencia: 

1-9 / 100 000

Herencia: 

Autosómico dominante; Autosómico recesivo; Recesivo ligado al X